Conoce a Coté Lagos, MBA candidate de London Business School

Compartir post:

Me llamo Coté Lagos, tengo 29 años, soy Ingeniera Comercial de la PUC y estoy en el primer año de mi MBA en London Business School (LBS). Mi primer trabajo fue en el área de Pricing y Segmentación de CCU, inicialmente como analista y luego como Jefa, en la categoría de Cervezas. Después, con el objetivo de ampliar mi perspectiva de estrategia y negocios, decidí moverme a Cornershop by Uber, al area comercial. Aquí estuve casi 2 años ayudando a empresas, tales como CCU, a planificar y ejecutar estrategias digitales. En paralelo, siempre he buscado poner mis habilidades al servicio de la comunidad, lo que me ha llevado a involucrarme en iniciativas dedicadas a empoderar a microempresarios: Participé en Co-Emprende como asesora y miembro del directorio, y en Lo Barnechea Emprende como profesora de Finanzas y Contabilidad.

No hay texto alternativo para esta imagen
Conoce a Coté Lagos, MBA candidate de London Business School 2

Desde que salí de la Universidad tuve claro que quería volver a estudiar en el futuro, no sabía bien qué, pero sabía que quería retomar la experiencia de aprendizaje y crecimiento que viví durante mis años universitarios. Además, con el tiempo, comencé a entender el valor de tener un elemento diferenciador para potenciar mi carrera. Cuando empecé a investigar sobre qué estudiar, hace aproximadamente 2 años, me di cuenta de que la flexibilidad y el beneficio de las redes que te entrega un MBA era lo que mejor se adaptaba a lo que yo buscaba: Desarrollar mis habilidades blandas y de liderazgo, explorar nuevas tendencias e industrias, y ganar exposición internacional. 

Mi experiencia en London Business School

Elegí LBS por la calidad y prestigio de la universidad, la flexibilidad del programa y la oportunidad de interactuar con empresas en el ecosistema de Europa. Para mi era muy relevante el beneficio de la cercanía con el resto de los países Europeos, te abre puertas a un mercado laboral muy diverso, cultural y profesionalmente. Además, poder viajar y conocer distintos lugares gracias a la conectividad que entrega Londres (tiene 5 aeropuertos y muy buena red de trenes) es un tremendo plus para mi y mi marido, porque nos encanta viajar. La decisión de venirnos aquí fue tomada 100% en conjunto, y en ese contexto uno de los factores que también nos impulsó a elegir LBS es que en Europa, a diferencia de USA, la visa de dependiente le da a tu partner la posibilidad de trabajar. Además, Londres tiene un gran significado para mi: Estuve viviendo aquí unos meses cuando tenía 16 años y me enamoré por completo de la ciudad. Siempre quise volver y ahora no puedo estar más contenta de haber cumplido mi sueño.

Los primeros meses del MBA fueron muy intensos. En general se habla mucho de lo increíble que es tener la opción de “relajarse y explorar” mientras eres estudiante, y al principio no entendía a qué se refería la gente. Creo que se habla muy poco de lo duro que es al principio y por lo mismo me cuestioné muchas veces si estaba viviéndolo de la manera correcta. La combinación de la entrada a clases, conocer a +500 personas, enfrentarte a las miles de actividades que tiene la universidad (LBS tiene más de 80 clubs), el bombardeo de career centre, etc, es muy abrumador y es muy fácil perder el foco de lo que realmente es importante y valioso para ti. Es imposible tener muchos amigos, viajar todos los fines de semana, hacer un cambio significativo en tu carrera, tener buenas notas, hacer deporte, mantener una vida de pareja saludable, etc.

Creo que para mi fue especialmente desafiante porque no había hecho suficiente reflexión en torno a lo que quería explorar profesionalmente y cuando llegué me enfrente a tanto ruido que me costó un poco elegir dentro de los muchos caminos que hay para elegir. Ahora que ya está terminando el segundo trimestre y la carga académica ha bajado bastante, he podido pensar con más claridad las cosas y estoy disfrutando mucho más la experiencia. Me he dado cuenta de la importancia de evaluar con mayor altura de miras las oportunidades que se presentan en el MBA, para entender cuales son las cosas que realmente quiero priorizar.

Y qué es lo que estoy priorizando? Actualmente soy miembro de la directiva del club de Tech&Media y estoy buscando aprender más sobre la industria de Fintech y payments. Esta es una de las oportunidades únicas que te ofrece el MBA, meterte en alguna industria o mercado completamente ajeno a tu background. Ser parte del club me ha servido para entender que es lo que está pasando en la industria y también para conocer personas apasionadas por el tema y armar una red de contactos, que es importante para luego buscar trabajo, especialmente si quieres quedarte donde estudias. 

Justamente en un evento del club conocí al founder de una StartUp, una Fintech que promueve hábitos saludables de ahorro y consumo, para la cual estoy trabajando en modo part-time y en la que he podido aprender no solo sobre Fintech, sino que también sobre el mercado en Londres.

Creo mucho en el poder del networking para ir despertando intereses, conociendo trayectorias y eventualmente también encontrar mi propio camino. Especialmente aquí en LBS, donde la comunidad es tremendamente diversa en cuanto a nacionalidades, backgrounds profesionales y personalidades. Valoro mucho la variedad de perspectivas y opiniones a las que estoy expuesta día a día, dentro y fuera de la sala de clases. Al mismo tiempo, he encontrado valor en tener contacto con el mundo fuera del MBA, tanto en lo profesional como en lo personal. Creo que ayuda a mantener los pies en la tierra y recordar que hay muchas cosas pasando en Londres que disfrutar y de las que también podemos aprender (conferencias, eventos, amistades, etc). También he podido priorizar mucho más el deporte, con mi marido somos parte del cycling club y por acá está lleno de rutas increíbles para pedalear, es lo máximo!

Lo que más destaco la experiencia hasta ahora son dos cosas: Las personas y la diversidad de actividades y plataformas en las que puedes participar. Aunque somos +500 en la generación y es imposible conocernos entre todos, me he encontrado con grandes e inesperadas amistades de todas partes del mundo. Para mi es mucho más importante cultivar esas relaciones y hacerlas crecer, que tratar de conocer gente nueva todo el tiempo.

Por último, ha sido increíble hacer cosas como tomar clases de improvisación, aprender programación y entrenar con un grupo de bicicleta para cumplir nuestra meta de pedalear a Paris. Como mencioné antes, creo que esto solo se logra disfrutar una vez  que eres capaz de tomar la decisión consciente sobre en qué invertir tu tiempo y energía.

Estoy muy feliz y agradecida de tener la posibilidad de estudiar un MBA, en una de las mejores universidades del mundo y en un lugar tan increíble como Londres. Desde Women MBA Chile queremos que cada día sean más las mujeres que se atrevan y se embarquen en este gran proyecto. Puede ser un proceso desgastante y a veces muy frustrante, pero vale muchísimo la pena!

Si estás pensando en postular, tienes dudas del proceso o solo quieres conversar, contáctanos a [email protected], @womenmbachile en IG o por LinkedIN para ayudarte en el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login